Hacer Bonsái no es solo podar, pinzar, defoliar, trasplantar, abonar, actividades a las cuales dedicamos un  tiempo importante. Tener nuestros bonsáis sanos va mucho más allá, aunque no lo creamos. Tenemos que dedicar tiempo también al resto de utensilios necesarios para nuestra afición como es la limpieza de macetas, ordenar equipos, preparar los trasplantes de otoño-primavera y algo que es de suma importancia y que a menudo se suele olvidar, la limpieza y desinfección de nuestras herramientas de bonsái. Para nosotros es una parte muy importante, tan importante como el regado o el abonado ya que la vida de nuestros árboles puede depender de una correcta limpieza de las herramientas para bonsái.

¿Por qué limpiar y desinfectar las herramientas para bonsái?

Obviamente por higiene, tanto nuestra como del árbol. El Bonsái es un ser vivo y puede contraer enfermedades y además de contraerlas de forma natural, se pueden contagiar a través de las herramientas. Si pinzas un árbol con un hongo se lo puedes contagiar a otro.

Desinfectando tus herramientas de bonsái disminuyes esa posibilidad.

Algo que no tenemos que olvidar es que algunos de los árboles usados en bonsái son tóxicos, como el Tejo o los Cotoneaster, pudiendo envenenar otro árbol, por lo que deberemos prestar especial atención cuando trabajemos este tipo de especies.

Otro beneficio importante de cuidar y limpiar nuestras herramientas de bonsái es que prolongaremos su durabilidad.

¿Cómo debemos limpiar las herramientas de bonsái?

Es importantísimo limpiar las herramientas en su totalidad, no vale solo con limpiar por ejemplo las hojas de corte, sino que debemos limpiar también los mangos, no solo por higiene y limpieza y que luzcan brillantes, sino también para evitar posibles contagios de hongos entre bonsáis.

Lo más recomendable para una correcta limpieza es usar agua y jabón. Recomendamos frotar con algún cepillo de cerdas suaves, como pueden ser cepillos de dientes.

La importancia de secar las herramientas para bonsái

Algo muy importante que no debes olvidar es secar tus herramientas. Incluso con nuestras herramientas para bonsái que están fabricadas en acero inoxidable de grado quirúrgico, recomendamos secarlas muy bien, ni que decir tiene si tus herramientas son chinas de hierro.

Algo que debes entender es que aunque las herramientas sean de acero inoxidable, si no las cuidas bien, se terminan oxidando con el tiempo.

El agua oxida, y por ello debes prestar especial atención a las juntas, zonas especialmente delicadas a la hora de acumularse agua y acabar oxidándose.

Lo más fácil para secarlas es usando o bien papel absorbente o algún paño de fibras que recoja la humedad muy bien.

 ¿Cómo desinfectamos las herramientas para bonsái?

Si has trabajado con bonsáis infectados de alguna bacteria u hongo, lo más recomendable es que sumerjas tus herramientas infectadas en una solución de agua y lejía al 50%, dejando las herramientas sumergidas durante 24 horas. De esta manera desinfectaremos nuestras herramientas y evitaremos contagios en el resto de nuestros bonsáis.

Otra forma de desinfectar las herramientas de bonsái es usando alcohol. Para ello limpiaremos con algún algodón o paño suave frotando bien las partes activas de las herramientas y los mangos.

Otra forma de desinfectar es usando autoclaves, al igual que utilizan en hospitales y clínicas dentales.

Una vez bien limpias y secas las herramientas pasaremos al engrasado de las mismas.

¿Cómo se engrasan las herramientas de bonsái?

El engrasado es primordial para la vida de la herramienta y su conservación.

Existen multitud de productos y formas, pero todos tienen el mismo fin.

Al limpiarlas y desinfectarlas puede ocurrir que queden restos de humedad entre las uniones o bien restos de los productos utilizados para su limpieza (jabón, lejía) o incluso restos de los árboles o sustratos.

Lo ideal en estos casos es usar aceites especiales de lubricación, que no solo engrasan, sino que también limpian.

Los típicos 3 en 1 suelen valer, pero cuidado algunos de ellos, pueden favorecer el óxido. Desde hace años usamos una marca, de la cual podemos dar fe de sus resultados y eficiencia, WD-40 que es un lubricante multi usos. Este aceite  arrastra la suciedad despegándola de los rincones más inaccesibles, protegiendo de la oxidación y degradación.

Tras el engrase se debe de limpiar a fondo todo el aceite que quede por la herramienta, aunque si queda en los remaches un poco no importa, incluso es bueno.

El engrase de todas formas se puede realizar con cualquier tipo de aceite, incluido el vegetal. El mayor problema de los aceites industriales o profesionales como el WD-40 es que pueden ser tóxicos, por eso después de engrasar se debe de limpiar muy bien los restos de aceite. No hay ningún peligro si se limpia bien, aun así para los miedosos siempre pueden usar el aceite vegetal, recordando que no dejan de ser orgánicos.

Si la herramienta ya está algo oxidada siempre se puede recuperar utilizando una piedra de afilado como la de Hugo Bonsai, frotando siempre con algo de aceite. Son piedras Arkansas, normalmente con dos partes activas con las que además de retirar los restos de óxido, conseguiremos afilar las herramientas y que parezcan totalmente nuevas.

Estos consejos valen por igual para herramientas de acero al carbono o acero inoxidable, ya que pese a ser compuestos distintos tienen la misma función.

Para terminar este artículo, como has podido ver, el cuidado de las herramientas de bonsái es una tarea de suma importancia para mantener nuestros bonsáis sanos. Puede parecer un “coñazo” y algo que nos dé pereza hacer, pero recuerda, hacer bonsái no es solo podar, pinzar, abonar y trasplantar, es un arte que va mucho más allá de las tareas básicas.

EnglishPortugueseSpanish
0
Tu carrito
× ¿Podemos ayudarte?