La palabra bonsái es una palabra japonesa que significa literalmente: árbol en bandeja

Bon = bandeja + Sai = naturaleza, árbol.

Aunque realmente, en términos etimológicos, la palabra bonsái procede del término chino penzai, cuyo significado es  pén bandeja y zāi cultivar.

Por lo tanto, podemos decir que bonsái es el arte de cultivar árboles y plantas, en bandejas reduciendo su tamaño mediante técnicas, como el trasplante, la poda, el alambrado, el pinzado, etc, modelando su forma para crear un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza.

El origen del bonsái en la historia

La realidad es que existen varias teorías sobre el origen del bonsái, sobre dónde comenzó este arte. Los historiadores en cierta medida no se ponen muy de acuerdo acerca de los orígenes del bonsái. Vamos a explicar brevemente algunos posibles orígenes que se discuten por parte de los historiadores.

El origen del bonsái en Egipto.

Un poquito de historia, nos remontamos al año 1498 A.C, en Egipto.

Desde tiempos muy lejanos el hombre ha tratado de estar en estrecha comunicación con la naturaleza.

Durante el Mandato de La Reina Faraón HATSCHEPSUT (1.498-a.c.) se dio la orden de construir unos jardines en su palacio, en DAYR-EL-BAHARI, en Luxor, situado en el Valle de los Reyes. La reina HATSCHEPSUT se interesó por la recuperación de árboles pequeños, para el adorno de sus terrazas.

Para poder cumplir con los deseos de la reina, se trasladaron arboles desde diferentes lugares del planeta. Hoy en día podemos ver en los grabados de la pared del Templo, ubicado en el Valle de los Reinas, barcos cargados con árboles de distintas especies, posiblemente traídos de otros países, en macetas y cerámicas. Algo muy curioso que también se puede ver en estos grabados es como trasportan entre dos personas árboles, de pequeño tamaño e incluso  en un grabado se ve como en una bandeja llevan unos pequeños arbolitos.

El origen del bonsái en Babilonia.

Avanzamos en el tiempo, nos remontamos al año 605 A.C en Babilonia.

Algo que se discute es si el bonsái verdaderamente como ese árbol pequeño en maceta, empezó en la antigua Babilonia, ubicada en Mesopotamia, en la actual Iraq, famosa por Los jardines colgantes de Babilonia, construídos en el siglo VI A.C. (una de las 7 maravillas del mundo) la antigua Babel bíblica, muy cercana a la orilla del Éufrates durante el reinado de Nabucodonosor II (605 a.C. – 562 a.C.).

El origen del bonsái en China.

Otra de las teorías es que el bonsái tiene su origen en China.

Los historiadores  y escritores, especialistas en bonsái no se ponen muy de acuerdo en la posible fecha de sus orígenes, pero algunos coinciden en que pudo ser en la DINASTIA CHINA TSIN (221-206 a.C.).

Tampoco están muy de acuerdo en: por qué, en un momento determinado de la historia, los hombres deciden sacar un árbol de su hábitat natural y ponerlo en una maceta.

Parece ser que la primera referencia se debe a un poeta y funcionario chino llamado GUENG-MING, que ya en el SIGLO IV d.C. al retirarse por vejez comenzó a cultivar Crisantemos en macetas por el año (365-427D.C).

Aproximadamente 200 años después, ya se veían grabados y pinturas en los que aparecían, pequeñas macetas, con pinos, cipreses, ciruelos, caña de bambú etc.

Originalmente sólo la élite de la sociedad practicaba ‘pun-tsai’ empleando árboles y arbustos autóctonos recolectados de la naturaleza, algunos de los cuales  después eran enviados por toda China como lujosos regalos.

La llegada del bonsái a Japón y su expansión al resto del mundo

Existen ciertas controversias sobre la llegada del bonsái a Japón.

Una de las teorías supone que la llegada del bonsái a Japón pudo ser a manos de  guerreros chinos, a la hora de llevar plantas medicinales y curativas.

Existe una segunda teoría con mucho más peso y consenso que la anterior, y es que la llegada del bonsái a Japón pudo ser en la DINASTIA YUAN (1.280-1.368).Aunque los últimos datos, y posiblemente más fidedignos, dan por seguro que el bonsái se empezó a trabajar en Japón en el Periodo Kamamura en los siglos XII al XIV.

El bonsái durante las distintas dinastías japonesas.

Durante la Dinastía Ming (1.368 – 1.644) el bonsái gozó de una gran importancia siendo muy apreciado por la nobleza.

En la Dinastía Tsing, posterior a la Ming, el arte del bonsái pasó ya a manos del pueblo.

Fue ya en la época Edo (1.615 – 1.867) cuando el bonsái se separó en dos categorías:

  • BON-SAI: ARBOL SOBRE MACETA O VASIJA.
  • BON-KEI: ARBOL SOBRE BANDEJA.

Es durante la Dinastía Meiji (1.868 – 1.911) donde se lee por primera vez la palabra Bonsái, traducida literalmente de la palabra PUN-SAI.

La primera exposición de bonsái registrada en los libros, fue la de Kokufu, celebrada en el año 9 de la Época Showa (1.934).

La primera aparición para el público europeo fue en 1.878, en la Exposición Universal de Paris y más tarde en la de Londres en el año 1.909.

El Primer Tratado Europeo sobre bonsái, fue escrito en 1.889 por el francés J. VALLOT en el Boletín de la Sociedad Botánica de Francia.

Artículo escrito por Amigos del Bonsái Fuenlabrada

EnglishPortugueseSpanish
0
Tu carrito
× ¿Podemos ayudarte?