Comenzamos un nuevo año y seguiremos con las rutinas de cuidados de nuestros árboles.

Al igual que Diciembre es un mes en el que nuestra principal preocupación han de ser las heladas y las abundantes lluvias que como ya sabemos pueden ser muy traicioneras.

No deberíamos preocuparnos si tenemos nuestros bonsáis cultivados en un sustrato drenante, pues así retendrá lo justo de agua y aun lloviendo tendremos el sustrato lo menos encharcado posible, con lo que evitaremos podredumbre en las raíces.

Principales trabajos de Enero

Alambrado del bonsái

En cuanto que empieza el frío y especialmente durante el otoño y el invierno llega un momento ideal para alambrar nuestros bonsáis, pues por lo general sus ramas estarán algo más flexibles y además los bonsáis caducifolios estarán sin hojas, por lo que podremos comprobar con mayor facilidad la estructura, la ramificación, la distancia entre los nudos, las futuras yemas, etc.

Deberemos:
– Limpiar y lijar los troncos que lo necesiten como los juníperos y en general aquellos que se escaman y sueltan corteza.
– Eliminaremos las malas hierbas que nazcan en el sustrato para que no nos coman en primavera.
– Con un palillo nos dedicamos a agujerear el sustrato y rascarlo para que recupere su capacidad de drenaje y absorción y con esto además airearemos el sustrato.

Mantenimiento de las herramientas de bonsái

Poner al día y mantener en buen estado las herramientas de bonsái es un trabajo muy importante del que ya hablamos en el anterior post “Cómo limpiar las herramientas de bonsái”.
Aprovechando que es un mes de poco trabajo, si no lo hemos hecho ya, repasaremos nuestras herramientas de bonsái lavándolas y secándolas, quitando restos de óxido si los hubiera y aplicando algún lubricante en los ejes. Muy importante de igual modo que revisemos el corte de las herramientas por si tuviésemos que afilarlas.

Tareas cotidianas en el cuidado del bonsái

Entre las tareas cotidianas comunes a todos los bonsáis, no debemos olvidar las siguientes.

  • El riego. Regaremos lo justo cuando el sustrato esté seco, siempre por la mañana para así evitar las heladas nocturnas.
  • Abonado: Debido a los días más cortos y temperaturas más frescas, las plantas van a tener poco o ningún crecimiento. Lo normal es no abonar en este mes pues se dice que no lo aprovechara, pero, como en todo cada maestrillo tiene su librillo y hay quienes abonan aunque en menor cantidad, pues es cierto que estamos en el parón invernal, pero aunque lenta, la vida sigue. En caso de que optes por seguir abonando recuerda usar un fertilizante sin nitrógeno o con nitrógeno bajo.

Tratamientos fitosanitarios

El mes de Enero es una época ideal para aplicar el tratamiento de invierno. Podéis usar aceite ovicida de invierno en caducifolias y de verano en perennes. El líquido de Jin manteniendo siempre las proporciones que nos del fabricante, pues ésta será acorde a su concentración.

Nuevos árboles

Con las fiestas y los regalos, quizá recibamos algún arbolito. Recuerda la importancia de dejarlo aclimatarse a su nuevo hogar, su nueva ubicación. Por mucho que estemos tentados de comenzar a hacerle cosas esperaremos a su momento una vez pasada la aclimatación, y sobre todo, NO, nos deben entrar las prisas del trasplante alegando que tiene un malísimo sustrato, si ha aguantado en el hasta llegar a ti puede esperar a la época de trasplante de su especie.
Nunca debemos trasplantar desde finales de diciembre hasta mediados de febrero, pues es el peor momento para el árbol.

Artículo original de nuestros amigos de Club amigos del bonsái Fuenlabrada, redactado por Hugo Bonsai

EnglishPortugueseSpanish
0
Tu carrito
× ¿Podemos ayudarte?